Gabi. 26 Años. Responsable de Marketing

La conga

Desde pequeña utilizo el autobús para moverme en la ciudad. Para quedar con las amigas, ir a la universidad, a trabajar... Recuerdo una víspera de San Sebastián, de camino del Boulevard al Antiguo, el autobús iba hasta arriba de gente. Todo el mundo volvía a casa contento en el día de fiesta, cantando y bailando. Alguien se animó a empezar una conga, y a los pocos segundos todo el autobús la estaba bailando... Casi animamos hasta al concuctor, fue muy divertido.

Difunde esta historia