Joxan. 50 Años. Conductor de Dbus

Buenos días.

Una de las cosas que he aprendido en el autobús con el paso de los años es a tratar de mejorar el día de los viajeros con mi propio estado de ánimo. Es muy curioso el efecto que tiene un ¡Buenos días!, acompañado de una sonrisa, en la reacción de los usuarios y usuarias. Incluso con algo tan básico como el contacto visual, puedes hacer que alguien monte en el bus con mejor humor, que te de los buenos días… Me encanta sentir esa conexión con las personas que viajan conmigo.

Difunde esta historia